December 11, 2018

An amazing year for the wrestling team -

Wednesday, March 7, 2018

My Experience at the Women’s March -

Wednesday, March 7, 2018

El Regreso Del Racismo -

Wednesday, March 7, 2018

Parkland Shooting -

Friday, March 2, 2018

California Flu Crisis -

Friday, March 2, 2018

‘Rapping’ Up the Grammy Awards -

Wednesday, February 28, 2018

¿Cuál Será el Futuro de DACA? -

Wednesday, February 28, 2018

Marcus Peters traded to the Rams -

Wednesday, February 28, 2018

2018 Upcoming Movies -

Tuesday, February 27, 2018

Instagram-Worthy Desserts of San Francisco -

Monday, February 26, 2018

Upcoming Season of Baseball -

Monday, February 26, 2018

Black History Month -

Saturday, February 24, 2018

The Black Panther Review -

Friday, February 23, 2018

The Destructive Culture of Social Media -

Friday, February 23, 2018

Badminton season launches into action! -

Friday, February 23, 2018

LimeBike Takes Over! -

Wednesday, February 21, 2018

All Star Weekend Highlights -

Wednesday, February 21, 2018

Chinese New Year Brought to SMHS -

Wednesday, February 21, 2018

San Mateo Volleyball Season Kicks Off -

Friday, February 16, 2018

The Van Jones Show:Jay-Z -

Friday, February 16, 2018

Artista Jesús Sosa Calvo Visita San Mateo

 La Historia

Muchas personas compran los materiales vendidos en las tiendas de arte y no toman en cuenta en el uso de los objetos vistos o usados todos los días.
El uso de tronco de árbol es usado en la creación de muñecos hecho de madera por mas de 50 años empezado en Oaxaca, México.
Esta forma de arte fue originado por Pedro Linares, un artista famoso que empezó a crear figuras hecha por papel maché cuando se enfermó y en sus sueños aparecieron alebrijes que querían matarle.
Alebrijes  fueron figuras de animales en el pensamiento de Linares.
Típicamente estas figuras son decorados con diferentes colores y son hechas con madera de copal. Para empezar a obtener la forma general, talladores usan un machete y usan una un cuchillo delgado para tejar detalles como una nariz o un dedo.

Después, se mueve al proceso de lijar y se continúa al paso final, la pintura. Esta forma de arte es único  considerando el hecho de que no existe un catálogo o diseño para copiar.


El Artista

El Señor Jesús Sosa Calvo es un artista de México conocido a los turistas por sus animales de bastante colores, todos hechos de pura madera sólo encontrada en una ciudad millas por la capital de México. Jesús Calvo es de San Martin Tilcajete, Oaxaca, México . Su historia es una inspiración a no sólo los artistas pero a la gente en general.

Cuando Calvo era joven, él se fue a la universidad para estudiar como ser un ingeniero. Pero Calvo se encontró en el hospital y el doctor le dijo que tenía que cortar sus horas en mitad. En vez de trabajar ocho horas, Calvo sólo estaba trabajando por cuatro.

A los treinta años, Calvo sabía que necesitaba encontrar una forma de trabajo, pero mientras que descansaba, su esposa le encontró madera y le dijo que empezara a cortar figurillas. Pero Calvo no sabía hacerlo; no sabía usar el machete, no sabía pintar, no sabía nada del arte. Había una vez que hizo una figurilla y lo iba  a vender a un hombre, pero el hombre le dijo que no quería comprar su arte porque “era muy feo.” Cuando llegó a su casa, le dijo a su esposa lo que pasó. “Yo no puedo hacer figurillas,” le dijo. Pero su esposa le contestó, “Nadie nace sabiendo, todo se aprende.”

Calvo al fin decidió regresar a su arte, pero empezó tomando clases de dibujo, de pintura, de escultura, y de detalles de madera. Después, Calvo tenía más experiencia y más práctica. Empezó a participar en competencias, y ganó segundo lugar en uno. Se dio cuenta que el dinero que ganaba con estas competencias era más que ganaba trabajando de ingeniero. Eso es cuando decidió que esto es lo que quería hacer de trabajo.

Ahora Calvo trabaja vendiendo su arte a turistas que quieren parte de la cultura de México. Pasa dieciocho a veinte horas en total trabajando cada día. Se levanta temprano para empezar su trabajo, usando un machete para cortar pedazos de madera y un cuchillo más pequeño para cortar los detalles de la figurilla. Usa la figura de la rama para ayudarle decidir que va a tallar.

“Me encanta, usa repetición y movimiento,” dice la Señora Yapp.

A las ocho o nueve de la noche, para de usar el machete y empieza a pintar sus figurillas. (La noche es más peligrosa para usar un machete considerando el hospital más cerca está unas millas de la cuidad.) Pero no lo hace completamente solo. Parte de su familia todavía le ayuda. Dos de sus hijos le ayuda lijar y uno le ayuda pintar pequeños detalles, como puntillos, y su esposa pinta los cuerpos. Calvo pinta las caras. Dependiendo del tamaño y de los detalles, una figurilla puede tomar dos horas hasta un mes para terminar, y al último lo vende, precios de cinco hasta trescientos dólares.

Esta presentación cautivado las mentes de los estudiantes de San Mateo y les mostró cómo se puede alcanzar sus sueños si realmente lo intentan. Jesús Sosa Calvo se despertó creyendo que sabía lo que quería hacer por el resto de su vida, pero encontró la belleza en la naturaleza y se convirtió en un artista.

“Me fascina su arte. Es muy original,” dice Paola Trujillo, año doce.

 

 

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someone